Sobre Mí

Soy una joven colombiana y a mi edad puedo asegurar que mi espíritu emprendedor me ha acompañado en la vida desde muy pequeña pues, desde los 14 años empecé a recolectar en una carpeta diferentes ideas de negocio que se me iban ocurriendo sobre cosas que me apasionaban y sobre las cuales podía trabajar en el futuro para generarle valor a mi familia y a mi país. Pasaron los años y decidí encaminar mi vida para llegar a ser empresaria, terminé mi bachillerato en el colegio Marymount y estudié mi pregrado en administración en el CESA.

 

Siempre estuve muy alerta a las oportunidades que se iban abriendo en el mercado y en junio de 2012 noté que el sector de belleza de las uñas empezaba a mostrar señales de desarrollo y crecimiento en el ámbito internacional y que la tendencia se estaba extendiendo a Colombia, donde el tema de las uñas siempre fue muy tradicional. Empezaron a entrar esmaltes con efectos al mercado y las personas empezaron a pintarse una sola uña de otro color diferente al de las demás, al ver esto recordé mi idea de montar un lugar donde las mujeres pudieran hacerse un manicure diferente, con diseños, colores y aplicaciones que hicieran de las uñas un nuevo accesorio para combinar con las distintas pintas de la mujer y además pensé en transformar el momento del manicure en una experiencia para compartir entre amigas. Así decidí a mis 21 años lanzarme al agua y emprender con lo que sería el primer bar de uñas en Latinoamérica ¨We Love Nails¨. En aquel entonces yo estaba cursando octavo semestre en la universidad y no tenía los recursos para montar un local comercial, así que decidí tocar las puertas de mis amigos dueños de bares, donde había trabajado varios años como bar tender, y pedirles el favor de dejarme hacer uñas en ellos, muchos me dijeron que estaba loca, pero finalmente llegó uno que me dio su apoyo dejándome atender a mis clientes de manicure en su bar durante las horas muertas de este los fines de semana. Así que capacité a dos manicuristas en temas de diseño de uñas y compré todo lo necesario para empezar a trabajar a partir del 2 de agosto de 2012 en lo que sería el primer paso de la consolidación de un gran sueño. Iniciamos la campaña de expectativa 15 días antes de empezar a operar en el bar y las redes sociales empezaron a crecer rápidamente, hoy en día la empresa ya cuenta con casi 4 millones de seguidores en ellas, pues el tema era tan novedoso para las mujeres que tuvo gran aceptación y hasta los medios de comunicación se empezaron a interesar en lo que estaba pasando con él. Empezó un crecimiento muy rápido de la empresa que hoy es muy reconocida en su ámbito en Colombia.

 

Tuve la oportunidad de ganar en la feria de espíritu emprendedor de mi universidad, CESA, el premio al mejor proyecto de investigación 2010 y en el 2013 en esta misma feria el premio al mejor emprendimiento con We Love Nails. También participé en el concurso que desarrolla la organización EO GSEA en Colombia y obtuve el primer lugar a nivel nacional en 2013 ganando así mi espacio para representar al país en el mismo concurso a nivel internacional en Washington ese mismo año, además tuve la oportunidad de recibir mentorías de grandes empresarios colombianos y aprender de ellos. We Love Nails fue uno de los emprendimientos que ganaron un lugar en Emprende País convocatoria de la Fundación Bolívar Davivienda y Endeavor Colombia donde también tuve la oportunidad de recibir mentorías de personas que yo siempre he admirado mucho y de aprender de ellas. La revista Dinero me nominó como uno de los 101 genios de los negocios en Colombia y We Love Nails estuvo nominada como la empresa más innovadora del país en los Premios Portafolio 2015. Fui nominada como como la mejor estudiante universitaria del país en estos mismos premios 2014. Hoy en día soy conferencista, panelista e influenciadora digital en temas de emprendimiento y de empoderamiento a la mujer, mis redes sociales suman más de 1 millón de seguidores y a petición de ellos desarrollé mi propio blog de emprendimiento www.daniellamoscarella.com para compartir conocimientos con otros jóvenes. Además desde hace tres años doy asesoría en creación de empresa a otros emprendedores por medio de mi compañía de asesorías Scharnova SAS.

 

Con todas estas oportunidades adquirí varios conocimientos que me impulsaron a buscar desarrollar nuevas ideas de negocio. Mi Mamá, Jackeline Chorny, vive en Alaska parte del año y estando allá empezó a tomar clases de jabonería pues, le apasionaba mucho el tema. Un día ya en Colombia mi mamá estaba haciendo, en la cocina de su casa, un jabón en forma de cupcake. Yo pasé, vi el jabón y le dije a mama que ¡qué era eso tan espectacular! Así que decidí crear una marca “Mama Soaps” y empezar a mostrar los jabones de mi mamá a través de una cuenta de Instagram @mamasoapscol a ver qué tanta aceptación podían tener en el mercado. Efectivamente a las personas les encantó el concepto, pues son jabones 100% naturales y al ser 100% artesanales son muy innovadores, se encuentran desde jabones gelatina, jabones plastilina, paletas, donuts y postres, entre otros. Los medios de comunicación una vez más se vieron muy interesados en el producto y el crecimiento en las ventas llevó a que en diciembre 2016 le diera como regalo de Navidad a mi mamá su propio local comercial ubicado en Bogotá, luego monté la planta de producción de la jabonería que hoy, después de mucho trabajo, se encuentra certificada por el INVIMA. En este momento la jabonería sigue en crecimiento estructurando una nueva línea de comercialización y su modelo de franquicias pues, hemos recibido propuestas a nivel nacional e internacional. La empresa fue nominada en Los Premios Portafolio 2017 como una de las empresas más innovadoras del país.

Paralelo a esto y al estar tan involucrada en el mundo emprendedor del país varias personas me empezaron a proponer que les manejara las redes sociales de sus empresas. Yo vi esto como una oportunidad de hacer algo que me gustaba mucho y de ahorrar así que empecé a hacerlo. Con el tiempo y con el voz a voz empezaron a llegarme más y más cuentas, cuando ya tenía el manejo de 15 cuentas decidí montar mi cuarta empresa “Boost Digital Agency” que se encarga de generar valor al mercado a través del manejo y crecimiento de las redes sociales de los emprendedores, mercado que se encontraba muy desatendido. En este momento la compañía está en proceso de crecimiento, cuenta con 8 empleados y ya tiene el manejo de las redes sociales de más de 40 emprendimientos del país. Además, abrió su línea para empresas grandes pues muchas han buscado a Boost Digital Agency por recomendación y estamos empezando a dar nuestros primeros pasos en el mercado norteamericano.

 

Este año tuve la felicidad de estar nominada dentro de las 100 mujeres transformadoras del país por la Silla Vacía, una felicidad muy linda pues eso es lo que me llena, transformar, con lo que hago mi entorno y aportarle a mi sociedad.

 

Hace un tiempo vendí mi primera empresa, We Love Nails para enfocarme en nuevos proyectos y en la consolidación de Mama Soaps, Scharnova SAS y  Boost Digital Agency. Pienso que la vida es de ciclos y que un emprendedor debe también “saber soltar” e ir detrás de nuevos y mejores sueños.