#11 Emprendedores no se dejen engañar

 

 

Han pasado 6 años ya desde que empecé este lindo camino del emprendimiento. Primero tuve la bendición de poder traer a la vida lo que fue mi primer sueño We Love Nails y no solo eso, sino que me probé a mi misma que todo lo que quisiera emprender si lo hacia con amor y entrega se podía lograr. Así, que me arriesgue a soñar, a crear mas sueños basados en mis pasiones, en eso que amo hacer y así llegó a mi vida Mama Soaps, una jabonería creada con mi mamá, quien amaba su hobbie con tanta fuerza que yo misma me enamore de él y hoy en día es una realidad que va en crecimiento abriéndose las puertas hacia nuevos países. Paralelo a Mama empezó Boost Colombia una empresa de community management que cree pensando en apoyar a los emprendedores de este país para que pudieran tener excelentes estrategias digitales a precios accesibles para ellos, pues soy emprendedora y sé el esfuerzo que significa empezar. Boost hoy en día es una bendición de empresa que maneja planes para emprendedores y también para grandes compañías que nos han buscado por el voz a voz, pronto estaremos en Estados Unidos también. Finalmente llega Unstoppable Women, una empresa de productos de belleza y accesorios que empoderan a la mujer en el día a día este bebé solo lleva un mes desde el lanzamiento del primer producto, pero es un sueño que poco a poco crecerá con paciencia, entrega y mucho amor.

 

Si, esta es mi historia de emprendimiento, y puesta así se ve muy linda y muy fácil. Pero la verdad es otra y es que detrás de tantos logros cumplidos ha habido una lucha constante y un millón de problemas que resolver. De estos problemas, lastimosamente, muchos vinieron por personas, que al ver una niña “chiquita” que era nueva en muchos temas que implican el crear una empresa, veían también una oportunidad para ganar más plata de la que realmente se cobra en el mercado por sus trabajos. Buscaban aprovecharse y no lo voy a negar, de algunos me di cuenta antes de tiempo, de otros no y lograron su objetivo, ganar más plata sin importarles en su corazón que esto solo implicaba ponerle más barreras a una persona que soñaba con crear y con salir adelante.

 

Este es el caso de muchos emprendedores, lastimosamente estamos en una sociedad donde no nos importa el crecimiento de nuestro país, como un conjunto, sino nuestro crecimiento propio y muchas veces ni nos importa pasar por encima de los demás. Es una triste realidad, y mi llamado es a que este tipo de personas entiendan que cuando se obra mal con los demás, también estamos obrando mal con nosotros mismos, pues al final, si nuestra economía como país no crece nosotros tampoco lo haremos en realidad y ¿esa plata extra que se ganan engañando a los demás? Será algo efímero en sus vidas que al final no podrán mantener por que son ingresos que están tristemente fundados en mentiras.

 

Se estarán preguntando en qué ocasiones esto me pasó, pues les cuento que han sido varios casos:

 

1. Cuando iba a diseñar el logotipo de una de mis empresas, la diseñadora me quería cobrar una millonada por eso y gracias a Dios toqué más puertas y me di cuenta de que el diseño de un logotipo realmente no valía lo que ella nos estaba cobrando y pude desarrollarlo a un precio normal en el mercado. Les comparto que la creación de un logotipo, sin manuales de marca, no cuesta más de COP$ 1.000.000 en el mercado, se los digo hoy, que tengo una empresa que ofrece ese servicio.

 

2. El desarrollo de la primera página web de una de mis empresas pues era una página básicamente informativa, ni siquiera tenía un carrito de compras y ¿saben cuánto me cobraron? COP $ 8.000.000 y ¿lo peor de todo? Los pagué, para después tener que contratar a otra persona que me ayudara a organizarla mejor porque ni siquiera había quedado bien terminada. ¡EY! Una página web informativa no debe costar más de COP $ 2.000.000. Se los digo hoy con gran conocimiento de causa, ya he creado más de 5 y no solo informativas sino con carritos de compra y muchas otras arandelas más.

 

3. Cuando estaba empezando, con una de mis empresas, contraté una contadora. Muy querida ella, pero cobraba también bastante alto, después me di cuenta de que cuando una empresa está empezando no son muchos los papeles contables que se deben manejar pues los ingresos y egresos de la misma son pocos, un contador justo, cobra de acuerdo al trabajo que representa para él una empresa. Si tu estás empezando tu negocio ten esto en cuenta no te dejes cobrar tarifas plenas ni establecidas, porque tú todavía no manejas una contabilidad robusta que represente demasiado trabajo para él.

 

4. Cuando estaba registrando el nombre de una de mis empresas ante la Superintendencia de Industria y Comercio para poderlo blindar ante personas que quisieran copiarlo, contraté unos abogados que me cobraron COP $ 5.000.000. Hoy, después de haber registrado ya varias marcas, sé que contratar a un abogado que se encargue de este proceso ante esta entidad no debe costar más de COP$ 2.000.000 entre lo que se debe pagar en la Superintendencia y los honorarios del abogado a cargo.

 

5. Cuando fui a sacar un permiso sanitario que una de mis empresas debía tener para poder operar de la mejor manera en el mercado y crecer, contraté a una “asesora” para que me guiara en el camino y resulta ser que me cobró un montón de plata, que ni les voy a decir porque ya me da es pena, y al final del proceso, que además de ser eterno, fue cero sustancioso, tuve que contratar a OTRA persona que le ¨ayudara¨ con el trabajo por que todo lo que había hecho estaba bastante mal hecho y fuera de lo que me cobró por su trabajo después me di cuenta que en todo lo que me hacía comprar por medio de ella, obviamente sacaba su tajada. Ya terminado el proceso y hablando con las mismas personas de la entidad a la cual debíamos presentarle todo me di cuenta de que ni siquiera la necesitaba a ella, todo lo habría podido hacer más rápido y mejor hecho si me hubiera ido antes de tomar la decisión de empezar con esa señora a la entidad misma a preguntar.

 

Y bueno, cosas así varias, ¿qué me queda de todo esto? Mucho aprendizaje y conocimiento, claramente lo que ya me pasó no me volverá a pasar y además, lo puedo compartir con ustedes para que sepan que es muy importante, antes de tomar decisiones que requieran una inversión de capital, investigar el mercado, preguntarle a otras personas que ya hayan hecho algo parecido con quién lo hicieron y cuánto les cobraron, ¡no se dejen engañar! Que a veces damos con personas deshonestas y por perezosos o por confiados nos vamos con la primera opción que aparece y terminamos es embarrándola mal. ¡PREGUNTEN TODO! ¡siempre hay en el camino muchas otras personas lindas que sí buscan lo mejor para ti y que además están dispuestas a ayudarte y a apoyarte, de hecho, son más las personas lindas que las dañadas, pero tenemos que saber cómo blindarnos de las últimas.

 

Espero que les haya gustado y más que eso que les sirva de ejemplo para que no tengan que aprender perdiendo plata y esfuerzos, sino que lo puedan hacer a partir de la experiencia de alguien que ya lo vivió.

 

Mil besos para todos,

 

Daniella Moscarella.

5 comentarios en “#11 Emprendedores no se dejen engañar”

  1. ¡Tienes toda la razón! Emprender requiere demasiados aprendizajes y muchas veces pagaremos muy caro la “primiparada”. Yo hasta ahora estoy comenzando y me identifico con todo lo que dices. Con el paso del tiempo me he convertido en la reina de las cotizaciones.

    Mil gracias por todos tus tips, son una luz para quienes apenas iniciamos en éste camino ✨

  2. Juliana castillo arbelaez

    Dani tengo una grandísima pregunta, después de cuanto tiempo puedo inscribir mi marca para que no sea copiada? Teniendo en cuenta que aún no he comenzado operaciones, apenas estoy estructurando, pero me gustaría iniciar virtualmente antes de montar un establecimiento y pagar nóminas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *